¿Cómo superar el vacío existencial o el miedo a la soledad?

Para poder superar el vacío existencial o el miedo a la soledad debemos de entender la diferencia que existe en estar solo, y sentirse solo.

A continuación los síntomas para identificar la soledad como vacío existencial:

  1. Muchas personas por el miedo a quedarse solas se mantienen en relaciones que nos les conviene, donde no las valoran ni respetan, donde muchas veces existe abuso psicológico, físico y emocional, todo lo soportan, por el hecho de sentirse acompañadas,
  2. No son selectivas a la hora de elegir sus amistades ya que la necesidad de estar en compañía las lleva a no tomarse el tiempo adecuado para ser selectivos.
  3. El sentimiento que produce la soledad es de vacío existencial de sentirse desolado, como aletargado, que proviene de no estar conectado con uno mismo.
  4. ¿Qué pasa cuando no se logra salir de ese sentimiento de vacío y se vuelve constante o permanente? Muchas personas caen en depresiones, o en algún tipo de adicción para escapar de ese vacío existencial.
  5. Hay una imperiosa necesidad de buscar compañía para no sentirse solo y esto impulsa a entrar de una relación a otra sin procesar los sentimientos para cerrar ciclos, sin pasar por el duelo; que es muy importante cuando se termina una relación.

En fin, son muchas las causas que nos pudieran llevar a sentir ese lado oscuro de la soledad que es un “sentimiento de no pertenencia.

La soledad como sentimiento es un instinto natural, es parte de la naturaleza humana porque somos entes individuales. De hecho, muchas personas están solas por elección y disfrutan muchísimo de su soledad.

Estando solos podemos no hacer nada o sentirnos cómodos haciendo lo que nos da placer sin contar con la compañía de ninguna persona: descansar, meditar, ir a una librería, visitar un museo, hacer ejercicios. En fin, realizar cualquier actividad que nos permita disfrutar de lo que nos gusta y de nosotros mismos como individuos. Pero, por el contrario, la soledad como defecto de carácter es un sentimiento negativo de vacío, de sentirse desolado, como aletargado, que proviene de no estar conforme con uno mismo. En algún momento nosotros lo pudiéramos haber experimentado.

Este sentimiento natural se intensifica cuando estamos pasando por un duelo: ya sea la pérdida de un ser querido, un divorcio o separación, o alguna situación de cambio laboral que nos haya impactado en nuestra vida.

En fin, son muchas las causas que nos pudieran llevar a sentir ese lado oscuro de la soledad que es un “sentimiento de no pertenencia”. Cuando ese sentimiento natural se convierte en un sentimiento constante y de vacío permanente, entonces deja de ser normal.

La manera de poder superar el vacío existencial es a través de nuestra conexión con nuestra verdadera esencia que es nuestro espíritu, y esto se logra a través  del conocimiento propio, de la aceptación de uno mismo, con nuestras virtudes y  nuestros defectos.

La clave está en desarrollar una vida espiritual que implica activar esos dones espirituales que son la humildad, el agradecimiento,  el respeto, la dignidad, la lealtad, la  tolerancia y aprender a poner límites saludables  a las personas o  a cualquier situación que se nos pueda  presentar.

“Conectarnos con nuestro espíritu es lo que nos ayudara a dejar de sentir ese vacío”.

Busca ayuda terapéutica si es necesario con profesionales especializados en dependencias emocionales, rodéate de personas positivas, que te aporten, y  no que te resten. Asiste a reuniones que te activen ese mundo espiritual. Lee libros que te motiven.

Y siempre recuerda si tienes un problema o una situación ¡Dios es la solución!

“Somos seres espirituales en medio de una experiencia humana.”  By Lily Pais

Comentarios

Comentarios

lilypaisoficial
Escrito por lilypaisoficial