¿Qué es la codependencia?

La codependencia puede ser definida como una condición emocional, cuya característica principal es la falta de identidad propia.

La codependencia se origina en las familias disfuncionales y convierte a los miembros de esas familias en personas hiper-vigilantes al estar el ambiente familiar tan lleno de estrés debido a la violencia, la adicción al alcohol o a las drogas y las enfermedades emocionales de sus miembros etc.    La persona codependiente enfoca su atención hacia su entorno para defenderse de algún peligro real o imaginario. El estado de alerta es una defensa de nuestros cuerpos, algo temporal que nos ayuda a defendernos en momentos de peligro. Pero cuando ese estado se vuelve crónico, la persona pierde el contacto con sus reacciones internas, ya que todo el tiempo su atención está afuera de sí misma.

Al principio se pensó que la codependencia era una reacción a la conducta del adicto solamente, pero a veces las conductas codependientes pueden persistir a pesar de que la persona no esté  en relación con el adicto.

La aparición de la codependencia se ha notado en familias donde el abuso psicológico, físico y sexual se presenta aun sin haber consumo de sustancias.

Entre los grupos con mayor propensión  a volverse codependientes están:

  1. Los cónyuges de los alcohólicos o adictos
  2. Los adictos en recuperación

En estos casos se trata de adictos que están en algún programa de adicción, están abstemios pero todavía no saben lidiar con sus emociones.

  1. Los familiares de personas que trabajan demasiado.
  2. Familias con algún trauma o en donde se sobreprotege y no se propicia la autonomía de los miembros.
  3. Familiares de alguna persona incapacitada crónicamente.
  4. Las familias de un neurótico.

En síntesis, la codependencia es una dependencia de los demás: de sus estados de ánimo, de su conducta, de su enfermedad o bienestar y de su amor. Es una dependencia paradójica, parece que los demás dependen de los codependientes pero en realidad ellos son los dependientes. Parecen fuertes pero se sienten desamparados. Parecen controladores pero en realidad ellos son los controlados por ellos mismos, a veces por una enfermedad tal como el alcoholismo. By Lily Pais

Comentarios

Comentarios

lilypaisoficial
Escrito por lilypaisoficial