La Infidelidad y Sus Causas

La Infidelidad y sus causas

¿Se puede recuperar una relación en el cual una de las partes experimentó la infidelidad?

La pretensión de continuar en una relación donde ha habido infidelidad sin acudir a terapia de pareja y creer posible la convivencia saludable en la familia, “es realmente ilógico”, ya que en definitiva se requiere de suficiente tiempo de terapia para superar el dolor y el resentimiento que un evento así genera.

Se han dado algunos casos de matrimonios que se han recuperado al decidir buscar ayuda profesional, y sobre todo la ayuda espiritual, pero cada caso es individual y esto dependerá mucho de cómo hayan sucedido las cosas.

“La infidelidad por ningún motivo puede ser justificada, pero sí puede ser entendida”,

Generalmente se asume que la persona infiel es la única culpable. Sin embargo, la infidelidad en “algunos casos” es el resultado de una crisis de ambos. La infidelidad no sucede espontáneamente, algunas veces existen motivos que la provocan.

La lista de razones es interminable pero existen herramientas adecuadas para saber cómo prevenirla.

¡Porque en definitiva la infidelidad si se puede prevenir!

A continuación nombraré algunas de las causas más importantes que provocan una infidelidad”

  1. La infancia: la manera en cómo se vivió esta etapa primordial del ser humano, determina las formas de conducta de la familia y la persona en la edad adulta. Por lo tanto, una persona que dé niño fue desatendido, extremadamente sobreprotegido, inseguro, proveniente de una familia disfuncional, o en donde no hay la promoción de valores y principios, es más probable que en el futuro le sea infiel a su pareja.
  2. Vacío: la soledad, el aislamiento, la desesperanza o una depresión sin explicación, provocan inestabilidad en los matrimonios. Cuando aparece ese sentimiento de vacío en una de las partes, la persona tiende a seguir buscando a su “pareja ideal”, y aunque no sabe lo que realmente quiere, es infiel.
  3. La elección de la propia pareja: con el tiempo alguno puede darse cuenta de que no son compatibles. Durante un tiempo pueden intentar sobrellevar la situación, pero después se hace imposible.
  4. Búsqueda de nuevas experiencias: esto normalmente les sucede a personas que se han casado muy jóvenes y no han tenido suficientes relaciones o experiencias con otras personas.
  5. El sentimiento de menosprecio o indiferencia: cuando la pareja entra en la fase del verdadero proceso de la cotidianidad y sus comportamientos defraudan las expectativas del otro, empieza un abandono mutuo, centrándose cada uno en sus objetivos personales y no en los de ambos. Si aparece otra persona que los haga sentir más valorados, se elige inconscientemente como nueva compañía.
  6. La vida sexual deficiente: si una de las partes no se siente satisfecho sexualmente tiende a buscar fuera de la relación la satisfacción que no encuentra en su pareja, a pesar de amarla. El que ella o él no satisfagan al otro o no quiera llevar a cabo sus fantasías sexuales, le crea un sentimiento de frustración y enojo llevándolo a buscar una relación extramarital.
  7. Interferencia de la familia (padres): La intervención de los padres en la vida matrimonial de sus hijos, con excesiva dependencia emocional de una de las partes, genera inestabilidad en una relación de pareja. Cuando uno de ellos no establece límites saludables en la relación con sus padres, la parte afectada siente que no es necesaria, ni es la prioridad en la relación, causando la huida o el escape, buscando llenar con otra persona sus propias necesidades.
  8. La monotonía: un matrimonio sumido en la rutina y en el aburrimiento está más vulnerable a que llegue alguien que ofrezca un panorama distinto, lleno de novedades, encantos, riesgos y demás cosas que carece la relación conyugal.
  9. Ya no sienten lo mismo: cuando el enamoramiento que existía en un principio en la pareja se va perdiendo y se vive en el aburrimiento, una de las partes necesita seguir satisfaciendo su necesidad de seguir enamorado, siendo muy común que busque vivir nuevamente ese sentimiento con otra persona.
  10. Programaciones culturales: es cuando el hombre elige como amante a una mujer con valores, actitudes y estilos totalmente opuestos a los de su pareja, ya que con ella es con quien realmente puede llevar a cabo todas sus fantasías sexuales.
  11. Miedo a perder la libertad: cuando la pareja es excesivamente celosa y posesiva, y una de las partes tiene miedo a perder su independencia y libertad quedando atrapados en una relación, intenta sentir esa libertad cometiendo actos de infidelidad.
  12. Por egocentrismo: en la mayoría de los casos esto les sucede más a los hombres que a las mujeres. También llegan a ser infieles cuando por haber obtenido poder, dinero o una posición social, sienten que tienen un mayor potencial sexual con el sexo opuesto.
  13. Cuando la pareja lo permite: cuando ambos saben que la relación va mal y están de acuerdo en que los dos, o a veces uno, tenga relaciones extramaritales, de tal forma que con esta persona puedan satisfacer lo que les hace falta en su relación con su pareja estable .
  14. Muchas veces la infidelidad va acompañada con la baja autoestima ya que una relación extramarital ayuda “momentáneamente”  a elevarla produciendo en la persona “superficialmente un subidón de amor propio”.

Los invito a seguirme por lilypaisoficial twiter, intagram, y regístrate en mi canal de Youtube.  ¡Gracias!  by Lily Pais.

Comentarios

Comentarios

lilypaisoficial
Escrito por lilypaisoficial