Creando falsas expectativas

Crear expectativas es una inclinación natural del ser humano, sobre todo habiendo trabajado y luchado para obtener un resultado positivo en nuestra relación. Pero sobrepasarnos “esperando demasiado del otro” es realmente contraproducente. Llegado a este punto es cuando debemos tomar cuidado y ser más analíticos y objetivos para ser capaces de enfocar la realidad tal como es.

Uno de los errores que a menudo escucho que se cometen es crearnos falsas expectativas sobre los demás. Muchas veces lo que sucede es que siempre estamos esperando que las personas actúen, piensen o reaccionen como nosotros pretendemos que debiera ser. Nos pasa con frecuencia con nuestra pareja, a veces nuestras expectativas son tan altas que esta situación no nos permite “ser realistas”. Es decir, percibir lo que realmente es, piensa o desea la persona que está con nosotros. Nuestro nivel de exigencia es tan poco objetivo, que muchas veces rayamos en lo inmaduro.

Es muy común escuchar a muchas mujeres que estando en una relación no encuentran suficientes intereses en común como para afianzarla. Contradictoriamente, la mayoría de las mujeres cuando se encuentran en este tipo de relación permanecen en ella, con la esperanza de que la persona cambie por el solo hecho de “creer” que con su amor, cariño y detalle lograrán cambios importantes en esa persona. He aquí el gran error, cada ser humano tiene una historia que contar de acuerdo a su propia experiencia de vida, una cultura, una educación, una manera de vivir en función a su propia escala de valores. Llegar a la vida de alguien y “pretender” cambiarla es tremendamente egoísta, aunque “pensemos que lo hacemos por su bien”.

Esto en ciertos casos pudiera ser sincero si nos remitimos solo y exclusivamente a dar alguna sugerencia o algún consejo desde la conciencia, libres de la coerción; pero permanecer en una relación a sabiendas de que no hay señales de que la persona quiera cambiar, indirectamente estamos imponiendo y forzando una situación que tarde que temprano no va a funcionar. Es fácil detectar el egoísmo cuando nos damos cuenta de que lo que queremos es modificar a la persona de modo que llene nuestras propias necesidades.

Los auténticos cambios suceden exclusivamente si la persona toma conciencia de que debe realizarlos porque ciertas actitudes afectan su vida. Pero eso solo se puede lograr siempre y cuando la propia persona esté dispuesta a cambiar por sí misma, no por nadie más. En conclusión: liberarse de las expectativas siendo objetivos y dejar la emotividad a un lado es ser realistas. Es importante usar el sentido común reconociendo que pensar diferente es un derecho.

Esto ayuda a prevenir desilusiones y evita sufrimientos.

Comentarios

Comentarios

lilypaisoficial
Escrito por lilypaisoficial