¿Un clavo saca a otro clavo? ¿Cierto o Falso?

Cuando estamos pasando por una separación o divorcio somos más vulnerables a nuestras emociones y  sentimientos. Por esta razón que deseamos  encontrar una nueva pareja para llenar el vacío que nos trae muchas veces esa soledad.

Esta situación en muchos casos no nos permite tomar en cuenta que al involucrarnos en un nueva relación podemos afectar los sentimientos de las personas que nos rodea como nuestros hijos (si los hubiera)  o de la persona con quien elegimos compartir,  no medimos las consecuencias de lo que pudiera afectar  el hecho de no habernos tomado el tiempo prudente para procesar el duelo que produce el rompimiento de una relación,  cometemos el error de no cerrar el ciclo  como debe ser.

Tomarse el tiempo para procesar el torbellino de emociones que causa una separación es primordial.   “Vivir la etapa de duelo”  es aceptar y asimilar con ” conciencia ” lo que significa una separación.

Estudios estadísticos  de especialistas en esta área revelan que el dolor de una separación familiar o de relación puede ser  tan intenso como la tristeza y la pena de las emociones que se sienten después de la muerte de un ser querido.

La pérdida de una relación es dolorosa y más aún si hay hijos de por medio… es así de importante y profunda.

Pasar por el duelo es afrontar sentimientos y  situaciones desgastantes, lleva su tiempo para recuperarte pero es necesario vivirlo para procesarlo y superarlo! …nos  permite drenar todas las emociones negativas, desprenderte de los apegos  y nos prepara para aceptar y adaptarnos a una nueva vida tanto para ti como para tus hijos si los tuvieras.

En una separación existen situaciones que a veces no sabemos cómo manejar o afrontar que  producen sentimientos muy negativos como la frustración, el control, el miedo, la ira, el resentimiento…y de estos sentimientos hay que recuperarse .

En un “Estudio de Parejas de Divorcio con Hijos reveló que la mitad de las mujeres y una tercera parte de los hombres permanecían intensamente enojados con sus ex parejas hasta después de diez años del divorcio y solo las personas que habían tomado terapias profesionales para superar el duelo de su separación se sobreponían diligentemente y en  menos tiempo.

Cuando te involucras en una relación apenas haberte separado o divorciado, te haces daño a ti mismo, pues no te das el chance para procesar sentimientos y pasar por el duelo y cerrar el ciclo  y  esto a la vez no te permite ofrecer el cien por cien de ti a una nueva relación.

En conclusión:  esto acaba con el FALSO estigma de  “Un clavo saca a otro clavo”

By  Lily Pais

Comentarios

Comentarios

lilypaisoficial
Escrito por lilypaisoficial