Desprenderse de los temores

“Sobre todo el miedo de que perdiéramos algo que ya poseíamos o que no conseguiríamos algo que exigíamos”.

Por vivir a base de exigencias insatisfechas, nos encontrábamos en un estado de constante perturbación y frustración. Por lo tanto no nos sería posible alcanzar la paz hasta que no encontráramos la manera de reducir estas exigencias. La diferencia entre una exigencia y una sencilla petición está clara para cualquiera.

“Para mí la paz solo es posible cuando renuncio a mis expectaciones”. Cuando estoy atrapado en pensamientos respecto a lo que quiero y lo que debo de recibir, estoy en un estado de temor o de anticipación inquieta y esto no me conduce a la sobriedad emocional.

Yo debo de rendirme una y otra vez a la realidad de mi dependencia de Dios es entonces que encuentro la paz, la gratitud y la seguridad espiritual. 12 Pasos   B.Wilson

Comentarios

Comentarios

lilypaisoficial
Escrito por lilypaisoficial